Saltar al contenido

La diosa Durga

    Cuando pensé en Durgga como representación de mi proyecto, lo hice por esta maravillosa diosa y por su capacidad para poder hacer frente y poner límites a todas las adversidades, independientemente de la forma en la que se presenten. Montada sobre un tigre de bengala y con sus ocho brazos (que representan los ocho poderes otorgados por los dioses) significan, al menos para mí, la soberanía y las herramientas personales que toda mujer (y hombre) llevamos dentro.

    Durga es una de las muchas manifestaciones de la Diosa Madre y representa la fuerza femenina divina en estado de calma y paz interior. Segura de sí misma y en su centro es capaz de ponerle fin a todo mal que se le acerque.

    Según cuenta la leyenda hindú existía un terrible asura (demonio) conocido como Mahisha, hijo del rey de los asuras y una búfala. Los asuras, que eran entes diabólicos, comenzaron a torturar a humanos inocentes y Mahisha logra tomar el poder del cielo, que era el lugar donde vivían los devas (dioses).

    Tras esto se desató una terrible batalla entre los dioses y los antidioses pero ningún dios podía darle muerte a Mahisha.

    Los devas aterrorizados deciden pedir ayuda a la trimurti: las tres deidades principales del hinduísmo: Visnu, Shiva y Brahma, que deciden combinar la fuerza de todos los dioses para poder crear a aquel capaz de vencer al temido demonio, en este caso a aquella…

    Los dioses otorgan objetos y cualidades de sí mismos para darle nacimiento a Durga, la deidad femenina que planta cara al malvado Mahisha. Durga, después de que Mahisha hubiese cambiado de forma en innumerables ocasiones, montada en su tigre de bengala, ataca con firmeza y logra destruirlo completamente.

    Ningún otro dios puedo vencer al demonio, sólo la fuerza y ferocidad de la energía femenina pudo ponerle fin a esta batalla.

    ¿Qué es lo que te trae esta leyenda a tu vida? ¿De qué o quién está disfrazado tu Mahisha?

    Aunque ahora no te sientas así eres grande y poderosa y en ti también reside la divinidad. Todas las herramientas que necesitas para vencer a tus demonios están dentro de ti, no tienes que buscarlas afuera. Solo tienes que recordarlo y aprender a utilizarlas de nuevo.

    ¿Quieres que te acompañe?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Responsable: Mª Carmen Carrasco Benítez
    Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la consulta que realizas en este blog.
    Legitimación: Tu consentimiento explícito de que quieres recibir esta información
    Destinatarios: Los datos que me facilitas están en mi servidor de web y email OVH y en los servidores de Google Drive, todos ellos que cumplen con la RGPD
    Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@durgga.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.